Seguridad al viajar en automóvil


Unos sencillos consejos que le permitirán llegar a salvo a su destino

  • Al momento de comprar prefiera automóviles más grandes - más seguros por tener estructuras de absorción más largas - y más pesados, ya que en caso de choque trasladan el impacto al vehículo más liviano.
  • Prefiera vehículos con aire acondicionado, y en la medida de lo posible circule con todos los vidrios cerrados.
  • Mantenga su automóvil en buen estado. Batería, correas, alternador, mangueras y neumáticos deben estar en óptimas condiciones ya que estas partes son las más vulnerables, y responsables de la mayoría de los accidentes de carretera.
  • Recuerde: MIENTRAS SU VEHÍCULO ESTÉ EN MARCHA, USTED ESTÁ SEGURO. Un delincuente no puede atacarlo cuando usted está con su vehículo rodando, las puertas cerradas y trabadas y los vidrios completamente levantados.
  • Por lo anterior, los momentos de mayor riesgo son: al abordar su vehículo, al descender de él, y al encontrarse detenido ya sea por un semáforo, atascado en el medio del tránsito, o por un desperfecto real o provocado.
  • Cuando se aproxime a su vehículo lleve las llaves listas en la mano, y revise visualmente el interior antes de abrir la puerta.
  • Cuando ingrese al vehículo, cierre las puertas y trábelas de inmediato. Recién después de haber trabado las puertas, prenda el motor, encienda las luces, etcétera.
  • Trate de conocer la dirección a donde se dirige antes de salir; así evitará paradas innecesarias.
  • Trate de circular por vías principales y bien iluminadas. Si programa viajes por carreteras aislados o de poco tráfico, evite transitarlas en horario nocturno.
  • Si es notificado por el conductor de otro vehículo sobre un problema con el suyo, por ejemplo un neumático bajo, no se detenga sino en una estación de servicio o en una zona poblada.
  • Si su vehículo es chocado levemente y es de noche o es un sitio despoblado, no se detenga, por el contrario trate de salir rápidamente de esta situación, pues esta es una de las formas de actuar de la delincuencia para hacerlo detener.
  • Nunca se estacione en sitios oscuros. Si se estaciona de día y va a regresar de noche, trate de verificar si hay alumbrado en el sitio.
  • No tenga en su vehículo recibos u otros documentos en los que aparezcan la dirección de su casa o trabajo. Tampoco deje las llaves de dichos sitios en el auto, ni deje el carné de circulación del vehículo en la guantera. Llévelo junto a su documentación personal.
  • Tenga cuidado al entregar su vehículo en un garaje o estacionamiento; fíjese que el empleado esté identificado y exija un ticket a cambio.
  • Todas las autopistas y carreteras de acceso al área metropolitana son peligrosas, sobre todo en horario nocturno. Si usted se accidenta en una de estas vías por un violento estallido del parabrisas o un repentino pinchazo, esto podría ser provocado por delincuentes; trate de no detenerse en ese lugar, baje la velocidad y deténgase más adelante en un sitio más seguro. Afiliarse a planes de auxilio vial en carreteras es una buena idea.
  • No utilice llaveros que tengan sus datos personales; esto hace que usted pueda ser ubicado por un delincuente.
  • Instale en su automóvil dispositivos antirrobo. Puede utilizar barras metálicas ajustadas al volante desde el freno o embrague o usar cadenas de seguridad. Un dispositivo electrónico con alarma acústica y cortacorriente que se active cuando ocurra una apertura indebida, con el mando a distancia y además provisto de una fuente de energía diferente a la batería del automóvil, es el dispositivo ideal.
  • Es recomendable grabar el número de la matrícula en parabrisas, ventanillas, retrovisores, etcétera.
  • Cada vez que salga de su automóvil apáguelo, saque la llave del encendido, deje el volante bloqueado y cierre bien las puertas con los seguros pasados; cerciórese que las ventanillas estén subidas a tope y que la portezuela de su maletero esté bien cerrada. Conecte las alarmas. Tome siempre estas precauciones aun cuando abandone su automóvil sólo por un momento.
  • No deje ningún objeto a la vista dentro de su automóvil: maletines, portafolios, prendas de vestir, bolsas con alimentos, etc. Considerando la legislación vigente, estudie la posibilidad de oscurecer los vidrios de su vehículo como medida adicional de seguridad, y circule siempre con las puertas aseguradas y con los vidrios de las ventanas subidos.
  • En el tráfico, cuando esté sin poder avanzar trate de no dejar espacio por el lado del conductor por donde pueda pasar una moto. Deje espacio suficiente entre su vehículo y el que lo precede de tal forma que pueda maniobrar intempestivamente si fuera necesario.
  • Acostúmbrese al uso de los tres espejos retrovisores. Si es seguido por un motorizado por más tiempo de lo normal, frene su automóvil, de tal manera que este se vea obligado a adelantarlo. Con toda seguridad que el motorizado al ver que usted sospecha, seguirá de largo pues ya perdió el factor sorpresa que estaba a su favor.
  • No recoja desconocidos, no importa el sexo o la apariencia; el delincuente no tiene una etiqueta. Tenga cuidado con escenas en las que alguien parece tener problemas de avería en el automóvil o de un accidente, pudiera ser un simulacro. En este caso no se detenga, repórtelo por su teléfono celular.
  • En caso de ser sorprendido por un delincuente, recuerde: su vida vale más que su vehículo.


Finalmente, SIEMPRE ATIENDA A SUS INSTINTOS.

Si usted presiente que algo no está bien, o se siente inseguro o amenazado, no se detenga; siga viaje, busque un sitio seguro y participe los hechos a las autoridades..

Por eso nos permitimos sugerirle la incorporación a su vida diaria de las normas y consejos que a continuación describimos, lo que reducirá la posibilidad de ser víctima. Seguramente usted los conoce a casi todos... esperamos aportarle alguno nuevo!

Servicios Empresa Soporte Contactos
Oficina Lima: Jr. Las Grullas Nº225 – Urb. Sta. Anita Central:
(01) 362 6560

  • Copyright ©2011. JH SEGURIDAD S.A.C. ®